Mientras que la cantaora catalana espera que 2019 sea el año de su consolidación, la pareja hispano-rusa prepara una temporada para no olvidar

Kirill Khaliavin y Sara Hurtado: You Tube.

Noviembre de 2018: La pareja de danza formada por la madrileña Sara Hurtado y el ruso Kirill Khaliavin logran la plata en la Rostelecom Cup. Esta medalla hace historia para el patinaje artístico español ya que anteriormente, el único que había conseguido preseas de semejante calibre había sido Javier Fernández. Por primera vez, Hurtado y Khaliavin participan en la gala de exhibición como medallistas y lo hacen al ritmo de Rosalía. Y es que el flamenco de la barcelonesa y el patinaje de la pareja tienen en común muchas más cosas de lo que la gente piensa.

Revelación, que no novatos

Rosalía: Pull&Bear

En España, Rosalía ha sido la gran revelación de la música en 2018. ¿El secreto? Una mezcla perfecta de ritmos flamencos con fusiones urbanas recopiladas en El mal querer, disco del que han salido sencillos como “Malamente” o “Pienso en tu mirá”. Sin embargo, la cantante nacida en San Esteban de Sasroviras (Barcelona) ya había grabado un disco anterior titulado Los Ángeles, y aparte, había sacado otro sencillo, “Aunque es de noche”, canción que Sara y Kirill escogieron para presentar su programa de exhibición. Y al igual que a Rosalía le vino la fama mundial en 2018, pero sus comienzos discográficos remontan a 2016, la pareja patinadora ha empezado a despuntar internacionalmente dos años después de unir por primera vez sus cuchillas en el hielo.

Arte inspirado en la literatura que trae buena suerte

Rosalía es originalidad. El mal querer surge como proyecto final de carrera de sus estudios de Flamenco en la Escuela Superior de Música de Cataluña y se basa en una obra de autor anónimo titulada Flamenca, la cual trata de una relación muy tóxica. Y aunque su single estrella se llame “Malamente”, de malamente nada, pues este álbum experimental la ha llevado al estrellato desde Barcelona hasta Times Square.

Por su parte, Sara Hurtado y Kirill Khaliavin escogieron para su programa libre de la temporada 2018 la música basada en la obra más grande de la literatura española: El Quijote. Para ello, contaron con la ayuda del
director del Ballet Nacional de España, Antonio Najarro. Al igual que ha ocurrido con Rosalía, a la pareja hispano-rusa también le ha traído suerte inspirarse en la literatura y llevarla hasta su disciplina, pues en los campeonatos de Europa quedaron octavos y en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeonchang, duodécimos, siendo esta la mejor posición hasta la fecha obtenida por una pareja española en danza.

2019, un año que promete

Para el recuerdo quedará el stories que Pedro Almodóvar subió a Instagram en el que llamaba a Rosalía y esta ni lo escuchó. Ya sea por haberla etiquetado en el vídeo o por la viralidad de este, la cuestión es que la cantante catalana pidió perdón por el despiste y como no hay mal que por bien no venga, tal percance la ha conducido a convertirse en chica Almodóvar en la película Dolor y gloria junto a Penélope Cruz, largometraje que espera ver la luz en este 2019. En cuanto a los bailarines de su música sobre hielo, el nuevo año empieza con el campeonato de Europa en Minsk (Bielorrusia) esta misma semana, concretamente del 23 al 27 de enero. Para el patinaje español será una competición muy emocionante ya que se trata del último campeonato de Javier Fernández, mejor patinador nacional de todos los tiempos. Allí, el madrileño espera retirarse por la puerta grande con su séptimo oro europeo consecutivo colgado al cuello. Mientras tanto, su paisana Sara Hurtado junto a Kirill Khaliavin procurará rendirle homenaje superando la octava plaza del año pasado y dejando claro que el buen trabajo de Javier ha dejado legado entre los patinadores españoles. Aunque es de noche, hay espectáculo para rato.

DEJA UNA RESPUESTA