La haltera de Camponaraya ocupó la tercera plaza del podio tras levantar un total de 257 kilos

Lydia Valentín celebra su marca: Reuters.

Lydia Valentín suma la cuarta medalla para la delegación española: bronce en halterofilia, concretamente en la categoría de 75 kilos. La leonesa llegó a levantar 257 kilos entre arrancada de 116 y dos tiempos de 141. Por un kilo más, la bielorrusa Darya Naumava se llevó la plata mientras que el escalón más alto del podio lo ocupó la norcoreana Sim Jong Rim, que levantó un total de 274 kilos.

Por fin se hace justicia

En teoría, este bronce no es la primera medalla olímpica que consigue Lydia Valentín, pero sí que es la primera que gana in situ. Y es que en Londres 2012 acabó cuarta, pero tras ser descartado todo el podio de esta categoría por dopaje, se le concedió la medalla de oro cuatro años después (aunque aún no la tiene en casa). Mientras tanto, la haltera española solo quiere celebrar este bronce que, en sus palabras, “sabe a oro” e ir pensando ya en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Por el camino, queda hacer buenos Europeos y Mundiales.

Celebración en familia

Como todo deportista que consigue un triunfo importante, de quien primero se acordó Lydia Valentín fue de su familia. Luis y Estrella, sus padres, estuvieron presenciando la final desde la grada. Ellos saben el sacrificio que ha hecho su hija durante toda su vida para llegar a este momento y aunque no sea el oro de Londres, este bronce les sabe mejor porque por fin lo han podido disfrutar en el podio. Mientras tanto, sus hermanas, Diana y Macarena, siguieron la competición desde España, concretamente, desde una pantalla gigante que pusieron en el recinto ferial de Camponaraya. Ambas destacan la enorme fuerza y tenacidad de su hermana y advierten de que si la cabeza y las ganas le acompañan, repetirá hazaña en Tokio.

DEJA UNA RESPUESTA