El Real Madrid ganó la Liga en 1987, 1997, 2007 y está a un punto de ganarla también en 2017

Raúl, mítico 7 del Madrid: Agencias.
Raúl, mítico 7 del Madrid: Agencias.

El 7 es mucho más que un número dentro del Real Madrid. Como dorsal, ya lo han portado futbolistas como Amancio, Juanito, Butragueño, Raúl o Cristiano Ronaldo entre otros. Todos ellos se caracterizan por haber entregado su alma al Real Madrid en el terreno de juego y haberse convertido en grandes iconos del madridismo. Esta tendencia también parece haberse trasladado a la sección de baloncesto ya que su actual 7, Luka Doncic, es un jugador formado en la Casa Blanca y a sus 18 años, está llamado a marcar una época dentro del club merengue.

A falta solamente de una jornada para que concluya el campeonato de Liga, el Real Madrid parte con tres puntos de ventaja sobre el Barcelona y solo le basta un empate frente al Málaga para hacerse con el ansiado título. Además de los puntos, los hombres de Zidane también cuentan con las estadísticas a su favor. Una de ellas dice que en las tres últimas décadas, todos los años acabados en 7 ha ganado la Liga el Real Madrid. Casualidades o no, lo cierto es que el 7 es, sin duda alguna, el número talismán del conjunto blanco. Hasta el domingo no podremos saber si la estadística continúa o se rompe la racha, pero mientras tanto, he aquí un repaso de las últimas Ligas blancas con número 7:

1987: La consagración de la Quinta del Buitre

Resumen de la temporada 1986/1987: La Futbolteca.
Resumen de la temporada 1986/1987: La Futbolteca.

Entre 1983 y 1984, el entonces entrenador del Real Madrid, Alfredo Di Stéfano, hizo debutar en el primer equipo a cinco canteranos que destacaban sobre los demás: la llamada Quinta del Buitre. Durante los primeros años de esta generación, la Liga fue a parar a manos de Athletic de Bilbao (1984) y Barcelona (1985), pero una vez se consagró el nuevo Real Madrid como equipo, se convirtió en el dueño y señor del campeonato casero. Además de los miembros de la Quinta del Buitre, Sanchís, Butragueño, Martín Vázquez, Pardeza y Míchel; el Madrid contaba en 1987 con otros nombres que posteriormente se convirtieron en leyenda, como Juanito, Santillana, Camacho, Chendo, Buyo o Hugo Sánchez, que en aquella temporada se convirtió en el máximo goleador del torneo.

1997: La primera Liga de Capello

En la temporada 1996/1997, el Barcelona contaba con una estrella de lujo que ocupaba todas las portadas de la época: Ronaldo Nazario. El joven brasileño se caracterizaba por su hábil manejo del balón y su capacidad para desafiar a cualquier rival que se lo quisiera quitar de los pies. Aún así, tenía un pequeño gran problema: todo su talento no era suficiente para llevar al Barça a lo más alto de la clasificación final. Por su parte, el Real Madrid contaba en sus filas con jugadores como Suker, Mijatovic y especialmente, un inspiradísimo Raúl que aunque había subido al primer equipo hacía dos temporadas, su juego hacía ver que ese año iba a ser el año de su consagración. El Madrid ganó el Clásico que jugó en su casa y el Barcelona, el que jugó en la suya. Esta última victoria culé puso al conjunto blanco contra las cuerdas, pero semanas después, el Hércules bajó a los azulgrana de las nubes. La Liga se decidió en el Santiago Bernabéu frente al Atlético de Madrid, donde Raúl, Suker y Mijatovic fueron los encargados de golear al vecino del Manzanares. Fue una gran labor la del técnico Fabio Capello, pero el título de Liga no le fue suficiente para repetir banquillo al año siguiente.

2007: La Liga del ‘Tamudazo’

La Liga 2006/2007 se puede considerar en toda regla un campeonato no apto para cardíacos. Una temporada antes, el Barcelona había logrado un doblete con Liga y Champions. Mientras tanto, el Real Madrid llevaba desde 2003 sin conseguir ningún título. Todo parecía más de lo mismo, pero a mitad de temporada, los entonces hombres de Fabio Capello tomaron el liderato de la tabla y lo mantuvieron a base de remontadas. En el recuerdo quedará para siempre la 37ª jornada, donde el viento parecía soplar a favor del Barça hasta que Van Nistelrooy marcó el gol del empate frente al Zaragoza y 17 segundos después, Raúl Tamudo le dio al Espanyol frente al Barcelona el tanto de las tablas y, en consecuencia, la recuperación del liderato al Real Madrid y el que dependiera de sí mismo en la última jornada de Liga. Ya ese día contra el Mallorca, los blancos se volvieron a complicar la vida. Y es que mientras el Barcelona estaba goleando al Nastic, el conjunto de Chamartín iba perdiendo en casa. Sin embargo, un gol de Reyes volvió a traer la esperanza al Bernabéu en el minuto 75. Después vendría el tanto de Diarra que sería el que diera el título de Liga y otro más de Reyes, el de la euforia. Ese día también es recordado por la despedida de Roberto Carlos y de David Beckham, dos jugadores que las gradas del Bernabéu guardarán en su corazón para siempre.

@cornerritmica

DEJA UNA RESPUESTA