Los hombres de Albert Celades se medirán en la final a Alemania el próximo viernes

Saúl, el hombre del partido: Agencias.
Saúl, el hombre del partido: Agencias.

La selección española de Albert Celades ha demostrado una vez más que no es una sub-21, sino una ‘Súper-21’. Italia quiso dejar claro desde el primer momento que es un hueso duro de roer y a España le costó alrededor de media hora de la primera mitad hacerse con el partido. Aún así, no le dio tiempo de abrir el marcador, que quedaba 0-0 al descanso.

Hubo que esperar hasta el minuto 53 para que Saúl tirase su primer caño tras una asistencia de Ceballos y le diese un respiro al equipo. Dicho respiro duró hasta el minuto 62, que fue cuando Italia tiró de orgullo y a pesar de jugar con uno menos por la expulsión de Gagliardini, no se rindió y Bernardeschi chutó a puerta sin que Kepa pudiera hacer nada para evitarlo.

Muchos creían en la posibilidad de una prórroga, pero Saúl no. El mediocampista del Atlético de Madrid lanzó un balón en el 65′ desde lejos que llegó directo a la portería para el asombro del resto de futbolistas, los cuales solo se pudieron limitar a ser meros espectadores. Y como no hay dos sin tres, el propio Saúl remató la faena en el minuto 74 llegando desde la segunda línea. Con este resultado, España se verá las caras con Alemania en la final el próximo viernes 30 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA