Tras todo un partido de tiros a puerta por parte de España, Piqué coló el balón en el minuto 87

La selección española debuta en la Eurocopa de Francia ganando a la República Checa tras un sufrido encuentro por 1-0 siendo el único tanto de la tarde obra de Piqué en el minuto 87. De esta manera, se ha hecho justicia con un equipo que ha expuesto su fútbol y ha creado numerosas ocasiones que nunca terminaban traspasando la línea de gol.

Morata lo intentó de todas las formas posibles

Vicente del Bosque puso a Álvaro Morata de delantero centro titular y este no quiso fallarle ni a su entrenador ni a su país, de tal modo que se puso a buscar el gol hasta debajo de las piedras. Andrés Iniesta se encargó de dirigir al equipo y ponerle en bandeja los balones al actual ariete de la Juventus, pero ahí estaba Peter Cech esperando y acertando.

De Gea y la República Checa

En cuanto a los checos, estos se han dedicado a defender y evitar que cualquier ocasión por parte de España, por tanto, apenas le han dado trabajo a un David De Gea que finalmente ha resultado ser elegido portero titular frente al mostoleño Iker Casillas. El primer susto llegó en la primera parte con un disparo de Darida, el cual detuvo De Gea gracias a unos buenos reflejos. Después, en el minuto 65 llegaría un remate de Gebre Selassie, el cual salvó Cesc Fàbregas justo antes de que el balón sobrepasara la línea de gol. Por lo demás, Peter Cech fue el mejor jugador de la República Checa, el cual evitó lo que pudo ser un baño por parte de los españoles.

De los pitos a los aplausos

Desde que Gerard Piqué subiera a las redes sociales una foto en la que estaba con su hijo Milan celebrando la Diada de Catalunya, muchos fueron los aficionados españoles que lo declararon persona non grata en la Roja y a pesar de que el defensa catalán disfrazó la situación alegando el pique Madrid-Barça, recibió muchísimos pitos vestido de la selección en ciudades como Oviedo, León, Sevilla o Getafe. Hoy el destino ha querido ser caprichoso con él y le ha permitido ser el autor del gol que le ha dado la primera victoria a España en la Eurocopa en un partido donde la Roja se merecía ganar pero que el gol no llegaba. En ese momento, tanto los aficionados presentes en Toulouse como aquellos que lo estuvieron viendo al otro lado de la pantalla como los medios de comunicación lo celebraron a la par independientemente de su procedencia natal o futbolística. Ahora queda ver si con este gol quedará enterrada el hacha de guerra entre Piqué y los aficionados de la Roja que estaban en su contra o cuando se pase la euforia del partido, todo volverá a ser igual.

 

DEJA UNA RESPUESTA